martes, 22 de marzo de 2011

Presentación libro Mi Alma en Silos, de Inma Jiménez Jorquera, en Lorca




Queridos amigos:

El viernes 25 de marzo de 2011, a las 20.30 horas, tendrá lugar la presentación del libro Mi Alma en Silos, de Inma Jiménez Jorquera, prologado por el Abad de Silos y publicado por Sial Ediciones, en la Fundación Caja Murcia (C/. Pío XII, 27. 38800 Lorca, Murcia. Tel.: 968 46 50 62), en colaboración con la Asociación de Amigos de la Cultura.

Intervendrán en el acto:
Francisco Jódar Alonso, alcalde de Lorca,
Ascensión Pérez-Castejón Abad, presidenta de la Asociación de Amigos de la Cultura,
Pedro Felipe Sánchez Granados, profesor, crítico literario y poeta,
Basilio Rodríguez Cañada, editor y presidente del PEN Club de España,
y la autora del libro.


Os esperamos.


Sial Ediciones
C/. Bravo Murillo, 123 - 3.º Izda.
28020 Madrid
Teléfono: 91 535 41 13 - Fax: 91 535 70 53
Correo electrónico: prensa@sialedicion.es



Inma Jiménez Jorquera nació un 27 de abril en Lorca (Murcia). Estudió Historia del Arte. Su fascinación por Silos la llevó a la Poesía. En ella encontró la pasión y la vida; con ella se dedica en cuerpo y alma al sentimiento.

Con ella siente,
con ella vuela,
con ella tiembla.


Mi Alma en Silos es el título de la poetisa Inma Jiménez Jorquera, donde expresa su propia experiencia humana y cristiana. Es de hecho el fruto maduro de su entrañable amor por el monasterio benedictino de Santo Domingo de Silos, cenobio al que acude frecuentemente, pues le inspira a la vez que saborea con gozo inenarrable el dulce fluir del rezo de las horas monásticas con sus cadencias cargadas de elocuente serenidad, lo que permite descubrir un alma sensible y profunda, deseosa ciertamente del pan de la vida y la palabra que no es otro sino la presencia divina que le pide, más aún, que le exige, entrar en contacto con el suave, profundo ritmo gregoriano, donde las notas vibran de tal modo que producen en el alma un “no se qué tan real y transcendente”, por lo que a un alma sensible, familiarizada con las delicias celestes, le mueve a desear siempre esa paz, pues cuando suspiramos por saborearla nos permite sentir tan hondas sensaciones que van más allá de lo tangible y sensible. De hecho, se trata de una fuerte experiencia con ritmos y sonidos de tal intensidad, que ya nos permite paladear los de la eternidad.

Clemente Serna González
Abad de Silos

No hay comentarios:

Publicar un comentario